El presidente Trump se niega a aceptar los resultados de las elecciones e incita a la violencia

En su alocución y en una grabación de audio y tuits posteriores, el presidente Trump siguió rechazando los resultados de las elecciones estadounidenses e incitando a sus simpatizantes, lo que ha dado lugar a que miles de personas irrumpan en el Capitolio de Estados Unidos y lo tomen por asalto. En respuesta a estos hechos, Bob Goodfellow, director ejecutivo interino de Amnistía Internacional Estados Unidos, ha emitido la declaración siguiente

“La negativa del presidente Trump a facilitar un traspaso pacífico del poder entraña un grave riesgo para los derechos humanos, la seguridad pública y el Estado de derecho en Estados Unidos. La adhesión al presidente de grupos supremacistas blancos y extremistas ha avivado aún más las llamas del caos y la violencia que hemos presenciado hoy. Todas las autoridades de Estados Unidos deben respetar, proteger y hacer efectivos los derechos humanos, incluido el derecho a no sufrir violencia, intimidación y racismo.

“Amnistía Internacional trabaja por un mundo en el que todas las personas que ejercen el poder respetan la ley, cumplen con sus obligaciones en materia de derechos humanos y rinden cuentas cuando su actuación no se ajusta a estos criterios. En todo el mundo, hemos sido testigos de las graves consecuencias que puede tener el hecho de que autoridades gubernamentales propaguen información falsa e inciten a la violencia para mantenerse en el poder. El mundo está observando, al igual que nuestros más de 10 millones de simpatizantes y miembros.

“Ha llegado la hora de que Estados Unidos ajuste cuentas. El presidente Trump ha alentado reiteradamente a la violencia y al desorden a sus simpatizantes. No son acciones de un líder, sino de un instigador. Todas las autoridades públicas deben condenar las palabras del presidente.” 

Información complementaria y contexto

Amnistía Internacional Estados Unidos sigue de cerca la situación y está profundamente preocupada por lo que está ocurriendo en el país. La organización pide al presidente que aplaque, no avive, el clima de miedo, incertidumbre y agitación. La organización de derechos humanos pide también al presidente y su administración que garanticen que difunden información confiable y fidedigna, que contrarreste la información falsa y engañosa, y que hagan cuando esté en su poder para impedir y condenar los ataques y la intimidación. 

Temas