Amnistía Internacional lanza una campaña para que se ponga en libertad a una joven madre detenida por la ICE desde hace 15 meses

“Las personas que, como Sara, solicitan asilo para huir de una situación de terrible violencia no deben ser tratadas como delincuentes mientras se tramitan sus casos.”
Amnistía Internacional inicia hoy una campaña para pedir a la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) que ponga en libertad condicional a una mujer de 26 años a fin de que pueda recibir tratamiento médico de urgencia y estar con su familia. La petición a todos los simpatizantes del movimiento es a llamar a la ICE y al Departamento de Seguridad Nacional exigiéndoles que ponga a Sara en libertad mientras se estudia su petición de asilo.
Sara Beltrán Hernández, que se fue a vivir con unos familiares en Estados Unidos para huir de la violencia de las maras y de la violencia intrafamiliar en El Salvador, lleva 15 meses detenida por la ICE a pesar de haber solicitado asilo. Según las leyes estadounidenses y el derecho internacional, las personas que llegan a Estados Unidos pueden solicitar asilo cuando temen por su seguridad en su país de origen, y sus derechos humanos deben ser protegidos mientras se estudian sus peticiones. Sara se desmayó este mes en la cárcel y tuvo que ser hospitalizada. Durante los días que pasó en el hospital no le permitieron ponerse en contacto con su familia ni con su equipo de abogados, y ahora está de nuevo en un centro de detención, donde espera su cita con el neurocirujano.
“Para empezar, Sara nunca debió haber estado detenida tanto tiempo, y menos aún encerrada mientras sufría una emergencia médica”, ha declarado Eric Ferrero, portavoz de Amnistía Internacional Estados Unidos. “Deben proporcionarle inmediatamente la atención médica que necesita y permitirle recuperarse con su familia mientras se estudia su petición de asilo”.
“Frente las agresivas órdenes ejecutivas de Trump en materia de inmigración, lucharemos para asegurarnos de que las personas solicitantes de asilo obtienen una vista justa y son tratadas de forma humana. Las personas que, como Sara, solicitan asilo para huir de una situación de terrible violencia, no deben ser tratadas como delincuentes mientras se tramitan sus casos. Debemos hacer todo lo que podamos para garantizar la protección de las personas que huyen de la violencia.”
Amnistía Internacional Estados Unidos envió una carta al Departamento de Seguridad Nacional el 22 de febrero poniendo de relieve que las autoridades de inmigración sólo deben recurrir a la detención como último recurso, y que debe concederse la libertad condicional a las personas que sufren una urgencia médica y no plantean ningún peligro de fuga. En la carta se indica que Sara cumple estos criterios y debe ser puesta en libertad de inmediato.

Temas