El gobierno sirio, apoyado por Rusia, está bombardeando a su propio pueblo en Guta Oriental. A lo largo del último mes, decenas de personas han perdido la vida y cientos han resultado heridas.

La situación no es nueva para la población de esta región, que tras casi seis años atrapada en un cruel asedio, es ahora atacada, asesinada y mutilada a diario por su gobierno, y cuyos niños y ancianos mueren de malnutrición y por la falta de medicamentos.

Pide a los gobiernos sirio y ruso que pongan fin a los ataques y levanten el sitio de Guta Oriental de inmediato.

Los ataques deben cesar, y debe permitirse la entrada de ayuda humanitaria en Guta Oriental.

En el caso de Alepo, conseguimos crear presión y alarma internacional. Ahora también podemos ayudar a la población atacada de Guta Oriental.