La decisión de Trump de retirar fondos cruciales de la OMS puede costar vidas

Ante la decisión de Estados Unidos de romper su relación con la Organización Mundial de la Salud (OMS), anunciada por el presidente Trump esta tarde, Joanne Lin, directora nacional sobre incidencia y asuntos gubernamentales de Amnistía Internacional Estados Unidos, ha declarado:

“La decisión del presidente Trump de cortar relaciones con la Organización Mundial de la Salud es una medida cruel que va a menoscabar el esfuerzo mundial para erradicar la COVID-19. No es momento de jugar a la política en medio de una pandemia que ocurre una vez cada cien años. El mundo está sumando fuerzas para combatirla, y algunos países incluso han aumentado sus aportaciones económicas a la OMS. Estados Unidos es el único que ha decidido cortar lazos con la organización. La medida no sólo desentona, sino que es mortal.

Mientras la gente llora la muerte de George Floyd en todo el país, el presidente no hace ninguna alusión al dolor causado a su familia y a comunidades de todo el país, y ha decidido atacar a la única organización mundial de salud que intenta erradicar la COVID-19 al tiempo que fomenta el odio y la división internamente.”

Esta declaración sucede a una carta que Amnistía Internacional Estados Unidos envió al Congreso en abril, en la que expresaba sus motivos de preocupación ante la decisión del presidente Trump de cortar la financiación a la OMS.

Temas