Rusia: El equipo de la Copa Mundial más valiente que has conocido

Mientras Rusia se prepara para la inauguración de la Copa Mundial de la FIFA 2018, Amnistía Internacional arroja luz sobre los 11 campeones y campeonas de derechos humanos rusos que ponen sistemáticamente sus vidas en peligro para defender los derechos humanos en el país.
Una nueva campaña, Team Brave (Equipo Valiente), retratará a un defensor o defensora de los derechos humanos de cada una de las 11 regiones que acogen los partidos de la Copa Mundial con el fin de dar a conocer su importante labor, y simpatizantes de Amnistía Internacional de todo el mundo enviarán mensajes de solidaridad para mostrar a estas valientes personas que no están solas.
“A medida que aumenta la excitación en torno a la Copa Mundial, queremos destacar el trabajo de los inspiradores hombres y mujeres que arriesgan su vida y su libertad para luchar por los derechos humanos en Rusia. La alineación del Equipo Valiente incluye a activistas que han luchado para poner fin a la tortura en las comisarías de policía, proteger el medio ambiente, defender los derechos de las personas LGBTI y de las que se dedican al trabajo sexual, y apoyar a las víctimas de violencia intrafamiliar: estos y estas activistas son los auténticos campeones en Rusia”, ha manifestado Inga Kelekhsaeva, responsable de campañas de Amnistía Internacional sobre Rusia.
“Durante la Copa Mundial, simpatizantes de Amnistía Internacional de todo el mundo animarán a estos valientes defensores y defensoras y pedirán que cesen el acoso y la intimidación constantes a los que les someten las autoridades rusas. Es posible que la atención del mundo esté centrada en los estadios, pero seguiremos vigilando de cerca la represión de las autoridades contra los derechos humanos.”
Team Brave destaca las historias de 11 defensores y defensoras de los derechos humanos de toda Rusia.
Estos defensores y defensoras son los siguientes:
Grozni: Oyub Titiev, director de la oficina de la ONG Memorial en Chechenia, encarcelado por cargos falsos desde enero de 2018.Sochi: Andrei Rudomakha, defensor de los derechos humanos medioambientales brutalmente atacado en 2017.San Petersburgo: Irina Maslova, fundadora de un movimiento para defender los derechos de las personas que se dedican al trabajo sexual.Volgogrado: Igor Nagavkin, que trabajó para luchar contra la tortura y la corrupción en la región de Volgogrado hasta que fue detenido arbitrariamente en octubre de 2016.Rostov del Don: Valentina Cherevatenko, activista de los derechos de las mujeres.Kaliningrado: Igor Rudnikov, periodista independiente que investigó casos de corrupción hasta que fue detenido arbitrariamente en 2017.Samara: Oksana Berezovskaya, que dirige una organización de defensa de los derechos de las personas LGBTI.Nizhny Novgorod: Igor Kalyapin, fundador del Comité contra la Tortura.Kazan: Yulia Fayzrakhmanova, defensora de los derechos humanos medioambientales.Ekaterimburgo: Aleksei Sokolov, que lucha contra la tortura y otros abusos en el sistema penitenciario.Saransk: Vasiliy Guslyannikov, fundador de la ONG Centro de Derechos Humanos de la República Mordoviana.
Muchos de estos defensores y defensoras de los derechos humanos han sufrido acoso, intimidación, agresiones físicas, difamación y, en algunos casos, detención arbitraria simplemente por llevar a cabo su trabajo fundamental.
Como parte de la campaña Team Brave, Amnistía Internacional pide a sus simpatizantes que actúen en favor de tres de los defensores aquí retratados, que permanecen en prisión hasta la fecha o cuyos atacantes continúan en libertad.
Oyub Titiev lleva detenido casi seis meses por cargos falsos a causa de su trabajo de derechos humanos. El defensor de los derechos humanos medioambientales Andrei Rudomakha fue brutalmente agredido en 2017 por atacantes no identificados por documentar obras ilegales de construcción en la costa del mar Negro, y sus atacantes continúan en libertad. Igor Nagavkin ha pasado más de un año y medio en detención preventiva por cargos falsos a causa de su trabajo de defensa de los derechos de las personas encarceladas y de su lucha contra la tortura y la corrupción.
“Pedimos a las autoridades rusas que marquen un triplete poniendo en libertad inmediata e incondicional a Oyub Titiev e Igor Nagavkin y llevando a cabo una investigación inmediata, exhaustiva y efectiva sobre la brutal agresión contra Andrei Rudomakha. La Copa Mundial agrupa a personas de todo el mundo, y queremos aprovechar parte de esta energía para luchar por la libertad y la justicia para estos valerosos defensores y defensoras de los derechos humanos”, ha manifestado Inga Kelekhsaeva.
“Las autoridades rusas no pueden seguir intimidando y acosando a todas las personas que las critican para hacerlas guardar silencio. Ahora que los ojos del mundo están puestos en Rusia, deben decidir cuál quieren que sea el legado de esta Copa Mundial. En Rusia no podrá haber vencedores hasta que quienes defienden los derechos humanos vean reconocida su labor, gocen de protección y tengan libertad para realizar su importante trabajo sin obstáculos y sin temor a represalias.”
Información complementaria
El 29 de mayo, la FIFA dio el importante paso de poner en marcha un mecanismo de denuncias para que los defensores y defensoras de los derechos humanos y los representantes de los medios de comunicación informaran de violaciones de derechos humanos, y se comprometió a apoyar a los defensores y defensoras de los derechos humanos y a la libertad de prensa en relación con las actividades de la FIFA.
Puesto que la Copa Mundial de 2018 tendrá lugar en plena represión de los derechos humanos por parte de las autoridades rusas, los compromisos y mecanismos de la FIFA se verán puestos a prueba. Amnistía Internacional ha instado al órgano rector del fútbol a estar listo para enfrentarse a las autoridades rusas y utilizar toda su influencia para proteger de manera efectiva a los defensores y defensoras de los derechos humanos e impedir que la Copa Mundial de 2018 sirva de telón de fondo para una nueva oleada de represión.

Temas