AMNISTÍA INTERNACIONAL HACE UN LLAMADO POR UNA SUPERVISIÓN INDEPENDIENTE DE LA POLICÍA DE PUERTO RICO

Amnistía Internacional Sección de Puerto Rico (AIPR) hizo hoy un llamado por un mecanismo independiente para supervisar la Policía de Puerto Rico, así sumándose al pedido repetido de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU por sus siglas en inglés) y GRUCORPO.
“Un elemento central de la reforma de la Policía de Puerto Rico, y cualquier intento de asegurar prácticas policíacas conformes con los derechos humanos, es la supervisión y la rendición de cuentas adecuada”, dijo el Director Ejecutivo de Amnistía Internacional Puerto Rico, Pedro Santiago.
Según un estudio del 2010 del Relator Especial sobre ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias de las Naciones Unidas, uno de los factores prevalentes en países con altos niveles de abusos policíacos es la impunidad. La impunidad muchas veces se da cuando la policía se investiga a sí misma y no existen mecanismos de rendición de cuenta independientes.
“Es difícil confiar en una investigación que únicamente se lleva a cabo dentro de la misma entidad. Entendemos que la supervisión e investigación por mecanismos dentro de la policía es de suma importancia para fomentar una cultura de rendición de cuentas interna. Sin embargo no es suficiente para asegurar la independencia que requieren investigaciones de abusos policiales y se debe complementar con mecanismos externos. Además, el hecho de tener que denunciar abusos cometidos por la policía a la misma policía, obviamente dejará que muchas personas no lo hagan por miedo de represalias.”, continuó Santiago.
El estudio del Relator Especial presenta varios criterios para una supervisión externa efectiva. Es importante que el mecanismo tenga un mandato claro para poder recibir e investigar querellas, con procesos imparciales y que contemple la cooperación de la policía. También tiene que ser independiente de la policía y el gobierno, para poder llevar a cabo su trabajo sin injerencia alguna. Igualmente debe tener suficientes recursos garantizados para poder ejecutar efectivamente su labor y establecerse en estrecha colaboración con la sociedad civil.
Osvaldo Burgos, presidente de la junta directiva de AIPR expresó: “La supervisión independiente de la policía no solamente es de beneficio para la sociedad, sino también para la misma policía. Aunque sabemos que muchas veces hay resistencia por parte de la policía en abrirse y permitir una supervisión externa, la creación de dicho mecanismo puede ser un paso grande en establecer confianza de la sociedad civil hacia la policía. Aparte de ser deseable en sí misma, se ha visto en otros países que la confianza pública crea más colaboración entre policía y la sociedad civil, y así hace la labor policial más efectiva”.
“La creación de un mecanismo independiente de supervisión de la policía, obviamente requiere voluntad política que no hemos visto hasta ahora. Sin embargo, entendemos que debe ser un elemento central, si realmente queremos crear una policía que vele por el respeto de los derechos humanos de todas las personas que residen en nuestra isla. Sería un paso hacia una nueva visión de la Policía y como se consigue una seguridad real en Puerto Rico. Porque si el pasado nos ha enseñado algo, es que la mano dura no funciona”, terminó explicando Santiago.

Temas