MERIAM IBRAHIM EN LIBERTAD CON CARGOS

Meriam Yehya Ibrahim, cristiana sudanesa madre de dos hijos, quedó en libertad el 23 de junio tras revocar el tribunal de apelación su condena a flagelación y muerte. Meriam está con sus familiares en la embajada de Estados Unidos en Jartum, pero no puede salir de Sudán porque aún hay cargos contra ella.
El 15 de mayo, , Meriam Yehya Ibrahim fue condenada a muerte en la horca por "apostasía" y a flagelación por "adulterio". El caso data de agosto de 2013, cuando fue acusada de adulterio, al parecer tras la denuncia de unos familiares a las autoridades por haberse casado con un cristiano. Según la aplicación de la sharia (ley islámica) en Sudán, una mujer musulmana no puede contraer matrimonio con un hombre no musulmán, y dicho matrimonio se considera adulterio.
Meriam fue detenida en febrero, tras añadir el tribunal el cargo de apostasía cuando Meriam le informó de que su madre la había educado como cristiana ortodoxa. El 11 de mayo, el tribunal le concedió tres días para renunciar a su fe cristiana o de lo contrario ser condenada a muerte. Meriam se negó a abjurar de su religión.
En el momento del juicio, Meriam estaba embarazada de ocho meses. El 27 de mayo dio a luz a su segundo hijo en la clínica de la cárcel de mujeres de Omdurman, donde estaba detenida junto con su hijo de 20 meses.
El caso de Meriam atrajo la atención internacional y más de un millón de personas respondió a la petición de Amnistía Internacional en favor de su liberación. El 23 de junio, Meriam salió de la cárcel tras la anulación de su condena por un tribunal de apelación. Al día siguiente intentó viajar en avión a los Estados Unidos con sus dos hijos y su esposo, que tiene doble nacionalidad, de Sudán del Sur y Estados Unidos. Un grupo de 40 agentes del Servicio de Inteligencia y Seguridad Nacional (NISS) la detuvo en el aeropuerto de Jartum y la puso bajo custodia para interrogarla sobre sus documentos de viaje. Su familia la acompañó. El 25 de junio, la acusaron de falsificación y de falsear información para intentar viajar con documentos de Sudán del Sur. Aunque la embajada de Sudán del Sur en Jartum ha ratificado la autenticidad de los documentos de viaje, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Sudán declaró a la agencia de noticias sudanesa SUNA que Meriam debería haber viajado con pasaporte de Sudán.
Meriam, que ha quedado en libertad bajo fianza y actualmente está con su familia en la embajada de Estados Unidos en Jartum, no puede salir de Sudán hasta que las autoridades del país cierren este nuevo caso.

Temas